Marketing de afiliación, sácale dinero a tu blog
16232
single,single-post,postid-16232,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Marketing de afiliación, sácale dinero a tu blog

"monetiza tu blog"

Marketing de afiliación, sácale dinero a tu blog

El otro día nos escribía una estudiante de marketing y nos hacía unas cuantas preguntas sobre temas de marketing online. Nos decía que tiene un blog y que le gustaría conseguir algo de dinero por la actividad que genera. Es verdad que hay millones de webs personales, blogs, infinidad de temáticas… Sin embargo, sí es posible trabajar tu propio site para conseguir monetizarlo. ¿Cómo? una opción es poner en práctica el marketing de afiliación: sácale algo de dinero a tu blog.

Antes de nada tienes que saber que no te vas a hacer millonari@ con el marketing de afiliación. Si no, habría mucha gente nadando en dinero, si bien es cierto que hay bloggers que consiguen un buen rendimiento de su actividad. Hablando el otro día con un técnico de Public Ideas, nos decía que hay gente que factura más de 1.000 euros al mes. Pero no te vuelvas loc@ porque esto no es lo habitual.

En realidad, el marketing de afiliación sirve como complemento dinerario, igual que puede ser la plataforma Adsense de Google, donde se puede llegar a conseguir algún ingreso extra. Pero no nos desviemos del tema, vamos a contar qué es eso del marketing de afiliación y cómo empezar a trabajarlo.

"marketing de afiliación"

Marketing de afiliación

Lo primero que necesitas para ser afiliado de algún programa es tener una web o un blog con su hosting. Debes llevar un tiempo publicando artículos, tutoriales, lo que sea que hagas, y tener cierto tráfico en tu página. La página debe tener flexibilidad para abrir cajas para publicitar, aunque hay varias formas de promocionar productos, marcas o servicios a través del marketing de afiliación.

Definición: se trata de una estructura de soportes online (las webs y blogs de los afiliados que se unan) que muestren productos o servicios en sus sitios web a cambio de una comisión que generará ingresos.

Es decir, si en tu blog pones un banner de una empresa que venda gafas, por ejemplo, y a través de estos anuncios consigues que la gente compre ese producto a ese anunciante, te llevarás un dinerillo extra por cada venta realizada siempre que se haya hecho a través de tu sitio.

Sí que es verdad que suena muy bien, y fácil, pero luego no es todo coser y cantar. Por eso lo más aconsejable es informarse bien de qué redes de afiliación (si es que vas a unirte a alguna) tienen un mejor soporte técnico para ayudarte a implementar los anuncios o los enlaces que vayas a publicar en tu sitio web.

Quién es quién

Si has decidido sumarte con tu blog a una red de afiliación, tendrás abierta la opción de elegir anuncios y anunciantes acordes a la temática de tu página. Estas redes de afiliación actúan de intermediario entre los anunciantes y los afiliados (tú con tu blog).

Sin embargo, hay diferentes maneras de ser afiliado:

Participar en una red de afiliación

Se trata de grandes plataformas donde, una vez aprobada tu solicitud (tienen que valorar antes si tu blog puede participar en sus programas), podrás encontrar programas de diversas temáticas de todos los sectores. Ellos te asignarán un código y te irán añadiendo posibles anunciantes y anuncios para que incluyas en tu web a través de banners y/o enlaces profundos. Hay pocas empresas, como Amazon, que gestionan su propia red de afiliación.

Redes de afiliación populares

Algunas de las más conocidas son Affilinet, Sharesale, Tradedoubler,  Commission Junction Publicideas.

Programas de afiliación de un producto determinado

Es bastante frecuente y lo ofrecen muchas webs de empresas. Entras en su página, te registras en su programa de afiliación y puedes empezar a promocionar el producto que ofrecen. Un ejemplo puede ser Hootsuite. Si escribes sobre esta herramienta tan utilizada por los community managers en tu blog, puedes solicitar entrar en su programa de afiliación.

Negociar con las marcas

Hay una opción más. La de ponerte en contacto directamente con alguna empresa específica y tratar de ‘seducirles’ para que pongan en tu site algún anuncio o para que hables de sus productos. A cambio, tú podrías pedir una comisión por venta o por conversión. Aunque esto se aleja del marketing de afiliados, a pesar de que su concepto se parezca mucho.

Con esto claro, elige. Lo habitual es la primera opción, unirte a una red generalista donde hay infinidad de anunciantes y creatividades para subir a tu página. Pero ojo, selecciona con criterio lo que vas a anunciar, lo ideal es que se corresponda con la temática de tus contenidos. Si has logrado que tus usuarios, tus lectores confíen en ti, trata de ajustar los anuncios a tu realidad, que tu audiencia no se sienta decepcionada con lo que muestras.

¿Cómo funciona?

Teniendo claro tu objetivo y lo que vas a promocionar, cuando eliges la creatividad de anuncio, tamaño y temática que vas a mostrar de un anunciante, necesitas o bien un enlace del producto o bien un pequeño trozo de código para generar el banner.

Con ello, conseguirás dirigir tráfico a la web del anunciante. El código que subirás a tu página llevará un tracker para que quede registrado el origen de cada clic, acción, venta o conversión, si se ha realizado en este blog o en aquel otro.

Aunque hay otras formas de hacer llegar estas promociones o anuncios de producto mediante enlace a los usuarios, como puede ser a través de e-mail marketing, lo más habitual es hacerlo a través de tu blog, que además, de eso va este artículo, de cómo conseguir algo de dinero con tu página.

"sácale dinero a tu blog"

Cuida a tu audiencia, cuida tu blog

Como ya estás imaginando, todo esto no tendrá una buena conclusión si no te preocupas de tu blog y de tu audiencia. Ya hemos hablado del marketing de contenidos en este blog, y ya conoces su importancia.

Es fundamental que te preocupes de lo que publicas, de hacerte notar. De esta manera, cuanto más tráfico recibas, más opciones habrá de que las publicidades de los anunciantes, o los enlaces a marcas o productos que incluyas, tengan más repercusión en tu público, y con ello puedas conseguir ese plus de ingresos gracias a tu trabajo en tu web.

En definitiva, tus seguidores y lectores son tu principal fuente de ingresos. Tal y como evoluciona el paradigma de la comunicación y la publicidad en la actualidad, si generas interés gracias a tus contenidos, puedes convertir tu blog en una página de referencia, donde la credibilidad es un valor.

Los usuarios confiarán más en lo que les cuentes y en lo que vean en tu blog, que en lo que les diga un anuncio.

Ten en cuenta una cosa: esto de conseguir resultados no se logra en dos días, es cuestión de paciencia, tiempo, tesón y trabajo, sobre todo esto último. Así, os contamos unas premisas que tienes que poner en práctica en tu página para que te funcione mejor el marketing de afiliación.

  •  Tu base de acción y reclamo son los contenidos. Crea contenidos que aporten valor, que sean útiles y resuelvan dudas, cuestiones. Cuando escribas, siempre, siempre, piensa en los demás.
  • Responde siempre a sus preguntas y comentarios. Es decir, si alguien comenta, agradece, y anima a que participen en tu página.
  • No te olvides de añadir un cuadro de suscripción para que la gente que quiera se sume a leer tus contenidos (o verlos, según lo que hagas en tu blog).
  • Te mandarán emails también. No tardes en contestarlos. Hay que tratar de estar siempre pendiente de tus seguidores. Ellos lo tendrán muy en cuenta, y cada suscriptor es un embajador de tu página.

Ahora que tienes un poco más claro qué es el marketing de afiliados, no esperes más y ponte a trabajar. Por supuesto, si podemos ayudarte en algo, no dudes en contactarnos.

No hay comentarios

Publica tu comentario

Pin It on Pinterest

Share This